Cuidado Con Los Dominios Sucios

Elige Tu Proximo Dominio De La Forma Correcta:

¿Sabías que puedes poner en peligro tu siguiente proyecto o campaña de seo desde un inicio debido SOLAMENTE al nombre de dominio que elijas?

Y lo peor de todo… ¡Sin que ni siquiera llegues a enterarte!

Esto es algo que me pasó hace mucho tiempo. Y solo aprendí de ello 3 años después de haberme iniciado como Afiliado SEO.

Por eso hoy quiero compartirlo contigo. Espero te ayude a salvarte de un mal rato:

Registrando Tu Nombre de Domino

Digamos que has estado haciendo tu investigación de palabras clave (keyword research) y haz descubierto un nicho sumamente rentable… ¡Ropa para Hámster!

Pues bien, ahora quieres iniciarte en este maravilloso y mega rentable nicho ya sea como un afiliado, o quizás, como un vendedor de tu propia línea de ropa.

¿Qué es lo primero que haces?

Te pones a pensar en un nombre de dominio claro está.

Luego de mucha meditación, se te ocurren dos posibles nombres:

“HamsterLandia” o sino “MundoHamster”

De inmediato vas a tu registrador de dominios favorito y te apresuras a comprar el .com de cualquiera de estos nombres.

Pero claro… Como siempre… Ambos no están disponibles.

Perseverancia

Sin embargo, no te rindes.

Este es un buen proyecto, y no hay forma de que dejes pasar todo el dinero que genera este mercado. Así que sigues pensando y pensando… Y en eso se te viene a la mente una nueva marca. Es tan claro como el día:

“Hamster123”

Fácil de recordar, directo al punto y con cierto atractivo de marca.

Vas a ver si puedes registrarlo y…

¡Sí! ¡Al fin!

Ahora haz encontrado un excelente nombre de dominio disponible y te preparas para crear tu propia tienda online, o quizás armar un sitio web que hable sobre los distintos modelos de ropa y colocar tus enlaces de afiliado para monetizarlo.

Todo va viento en popa y el mundo es color de rosa…

O eso es lo que tú pensabas.

El Final (Desde Un Comienzo) De Tu Página

Han pasado ya 12 meses desde que comenzaste el proyecto de Hamster123.com

Haz dedicado incontables horas de trabajo a esta página: Haz invertido en contenido de calidad. Haz invertido mucho tiempo y dinero en conseguir enlaces de gran autoridad.

Pero sin embargo… La página NO esta rankeando como esperabas.

Es lo más extraño del mundo: Haz seguido todos los pasos correctos, te has apegado a tu estrategia seo habitual que siempre te funciona, pero por alguna razón desconocida, es como si algo raro le pasara específicamente a este sitio web en particular.

Y… tienes razón: Algo SI pasó.

Pero ya es demasiado tarde.

Al final decides tirar la toalla. Te rindes.

Quizás durante tu campaña activaste alguna penalización invisible de Google o quizás tu estrategia de SEO no era tan genial como pensabas.

Al final del día, tu página web nunca se posicionó, nunca recibió tráfico orgánico, y ahora habrá un grupo de hámsters muy tristes en el mundo ya que sus dueños nunca pudieron comprar esa ropa increíble que promocionabas a través de tu página.

Esas cosas pasan en la vida de un SEO.

Pero…

¿Qué fue lo que pasó EN REALIDAD?

Pues lo que en verdad pasó, fue que (sin saberlo) habías elegido lo que yo llamo un “dominio sucio”

Para aclarar de qué se trata eso, regresemos en el tiempo y analicemos exactamente el punto donde todo se arruinó:

Como recordarás, habíamos encontrado el dominio Hamster123.com y se encontraba disponible.

Pues bien, lo que NO HICIMOS a partir de ese momento, fue verificar el grado de “pureza” del dominio antes de registrarlo.

¿Cómo lo hacemos?

Si vas a la herramienta gratuita de whois.domaintools.com y colocas allí un nombre de dominio (que sí esté disponible, pero NO registrado TODAVÍA) te dará a conocer el estado del dominio: Si está “limpio” o si está “sucio”

Para que te hagas una idea, un dominio 100% limpio te resultará en esta imagen:

Sin embargo…

¿Que pasa cuando ponemos nuestro queridísimo dominio Hamster123.com?

Resulta ser, sin lugar a dudas…

Que se trata de  un dominio sucio.

Y claro, ahora la pregunta obvia es:

¿Qué Es Realmente Un “Dominio Sucio”?

Pues como ya lo has visto en las imágenes previas, un dominio sucio es básicamente un dominio que posee UNA HISTORIA PREVIA antes de que lo registres:

En el pasado alguien pensó en el mismo dominio que tú, y procedió a registrarlo. Quizás tuvo la misma idea de crear un negocio en base a venta de ropa de hamsters… O quizás solo quería crear un blog personal para hablar sobre su máscota favorita.

Sea cual haya sido el caso, lo que esto significa es que alguién YA HA ESTADO TRABAJANDO en este dominio.

Posiblemente (en su momento) publicó contenido, creó enlaces, e incluso puede que hubiera iniciado campañas SEO para el dominio también.

Es más, vamos a verificarlo ahora mismo en aHrefs…

¡Boom!

21 enlaces (provenientes de 9 dominios en total) ya han sido creados a nuestra página web.

¿Son buenos enlaces de calidad?

¿Estarán causando algún tipo de penalidad?

¿Sí los elimino (con la Disavow Tool de Google), luego tendrá eso algún efecto negativo?

Nadie puede saber la respuesta a estas preguntas de antemano, solo el tiempo lo dirá.

Pero… ¿Para qué arriesgarte?

Personalmente, si quieres iniciar un proyecto seo desde cero, siempre (¡SIEMPRE!) asegúrate de elegir un dominio limpio.

Ten en cuenta siempre este principio:

“El SEO se trata de reducir tus variables al mínimo. De esa forma, puedes saber si algo es realmente efectivo o no lo es”

Imagina que tienes un dominio sucio y aplicas tu estrategia seo habitual.

Luego de 3 meses, la página no esta rankeando. La pregunta es:

¿Es debido a que el dominio era sucio? ¿O es debido a que tu estrategia seo no es efectiva?

Una vez iniciado el proyecto, no hay forma de estar 100% seguro.

Sin embargo… Si sabes que has elegido un dominio totalmente limpio, aplicas tu estrategia seo y luego de 3 meses la página no esta rankeando… Entonces, la respueta es clara: Tienes que modificar tu estrategía seo.

Pero ya no tienes dudas al respecto.

Es 100% claro.

¿Y si ya registré mi dominio?

Si quieres saber si el dominio que has registrado es limpio o sucio, solo tienes que realizar el mismo procedimiento con la misma herramienta whois de domaintools.com

Presta atención a la sección de “Registrar History”

Si es un dominio limpio, te saldrá así:

Por otro lado…

Si el dominio ya ha sido registrado por alguien más en el pasado, te saldrá una imagen como esta:

Solo te tomará 5 segundos realizar este proceso.

Finalmente

No importa que tan original o único creas que tu nombre de dominio puede ser, no esta de más que le hagas un análisis de pureza para ver si efectivamente es 100% limpio o no.

En lo personal, creo que hasta la fecha me habré topado con 8 o 10 dominios que pensaba eran limpios, y no lo eran.

Ahora, tengo que aclarar algo:

¿Acaso el usar un dominio sucio va a impedir que tu campaña seo alcance el éxito?

Pues no.

Es totalmente posible lograr rankear alto con un dominio no limpio, aunque no es algo que se pueda predecir al 100%.

Sin embargo… En un mundo donde existen tantas variables seo… ¿Para que complicarte la vida aún más?

Recuerda siempre mantener las cosas SIMPLES.

Busca tener la menor cantidad de variables posibles.

Tú éxito como afiliado seo más que basarse en la complejidad de tu sistema, depende de tus capacidades para escalar tus proyectos.

Y la simplicidad, es algo que se escala más fácilmente 😉

Leave a Comment:

0 comments

Popular posts